Martes, 03 Octubre 2017 18:25

El Uso de Antidepresivos Sigue en Aumento

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Historia en Breve

  • Entre 1999 y 2014, el uso de antidepresivos aumentó en un 65 %. A partir de 2014,1 1 de cada 6 mujeres, y 1 de cada 11 hombres mayores de 12 años de edad informaron haber tomado antidepresivos
  • Un cuarto de las personas que habían tomado un antidepresivo el mes anterior, informó haberlos tomado durante 10 años o más
  • En Escocia, el uso de antidepresivos, por parte de niños menores de 12 años de edad, se cuadruplicó entre 2009 y 2016; y entre jóvenes menores de 18 años de edad, se duplicó en el mismo período de tiempo

La depresión mayor es uno de los trastornos más comunes en los Estados Unidos,1 donde 16 millones de adultos informaron haber tenido al menos un episodio de este padecimiento en el último año.2,3 Si nos fijamos en todas las formas de depresión, ese número se eleva aún más.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, casi 24 millones de habitantes en los Estados Unidos padecen alguna forma de depresión,4 que podría interferir con sus relaciones personales y laborales, reducir su rendimiento en el trabajo o académico y afectar su salud física.

La depresión reduce la capacidad para cuidarse apropiadamente y tomar decisiones adecuadas sobre la salud, incluyendo a la alimentación y el sueño. Los desequilibrios en la nutrición, fluctuaciones de peso y malos hábitos de sueño podrían comprometer la función inmunológica.5

Si esta enfermedad es ignorada, podría volverse crónica y producir comportamientos autoperjudiciales, tales como el abuso de medicamentos o alcohol6 e incluso ser mortal, si la persona comete suicidio.

Hasta el 70 % de las personas que se suicidan se encuentran clínicamente deprimidas,7 y el 90 % de las personas que tienen pensamientos suicidas, experimenta una combinación de depresión y abuso de sustancias.8

El Uso de Antidepresivos Continúa Aumentado

Según las últimas estadísticas,9,10,11,12 el uso de antidepresivos en los Estados Unidos aumentó en un 65 %, entre 1999 y 2014. Desde 2014:

  • Casi 1 de cada 8 habitantes en los Estados Unidos (13 %) mayor de 12 años de edad informó que tomaba antidepresivos
  • 1 de cada 6 mujeres (16.5 %) informó utilizar antidepresivos, en comparación con 1 de cada 11 hombres (9 %)
  • Alrededor de un cuarto de las personas que tomaron un antidepresivo en el último mes informó tomarlos durante 10 años o más
  • Los caucásicos tuvieron más del triple de probabilidades de utilizar antidepresivos, que los negros, hispanos o asiáticos (16.5 % en comparación con 5.6 %, 5 % y 3.3 %, respectivamente)

En Escocia, los investigadores también advierten que el uso de antidepresivos, por parte de los niños menores de 12 años de edad, ha aumentado dramáticamente.13 Entre 2009 y 2016, su uso en este grupo de edad se cuadruplicó. Su uso en jóvenes menores de 18 años de edad se duplicó en el mismo período de tiempo.

La Investigación Revela Que los Antidepresivos Rara Vez Son la Respuesta Correcta

Desafortunadamente, el remedio más utilizado para la depresión también es uno de los menos efectivos. Además de tener una larga lista de posibles efectos secundarios14,15 (que incluyen agravamiento de la depresión y suicidio), el 40 % de las personas que padecen el trastorno depresivo mayor que son tratados con antidepresivos no logra una remisión completa.16

Quizás lo más importante es que, los estudios17,18,19 sobre antidepresivos han demostrado en repetidas ocasiones que estos no funcionan mejor que los placebos para la depresión leve a moderada, por lo que toma un riesgo considerable frente a una posibilidad muy pequeña de obtener un beneficio. Como se señaló en un artículo de 2014 sobre los antidepresivos y el efecto placebo:20

    "Se supone que los antidepresivos trabajan en arreglar un desequilibrio químico, específicamente, la falta de serotonina en el cerebro...

    Pero el análisis de los datos publicados y no publicados, que fueron ocultados por las compañías farmacéuticas, revela que la mayoría de (si no todos) los beneficios son debido al efecto placebo...

    Al analizar los datos que habíamos encontrado, no nos sorprendió encontrar un efecto placebo sustancial sobre la depresión. Lo que nos sorprendió fue cuán pequeño fue el efecto del medicamento.

    De igual manera, el 75 % de la mejora en el grupo de medicamentos se produjo cuando a las personas se les proporcionaron pastillas ficticias sin el ingrediente activo en ellas.

    La teoría de la serotonina es tan concluyente, como cualquier teoría de la historia de la ciencia, al demostrar que estaba equivocada.

    En lugar de curar la depresión, los antidepresivos populares podrían inducir una vulnerabilidad biológica, lo que haría que las personas tuvieran más probabilidades de deprimirse en el futuro".

El Efecto Placebo Representa el 82 % de la Respuesta de los Medicamentos

El autor de ese estudio realizado en 2014, Irving Kirsch, es un psicoterapeuta que ha realizado una serie de análisis sobre los antidepresivos.

En 2002, su equipo presentó una solicitud sobre la Ley de Libertad de Información ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, al demandar los datos de los ensayos proporcionados por las compañías farmacéuticas, como parte del proceso de aprobación de medicamentos.

La FDA requiere que las compañías farmacéuticas proporcionen datos sobre todos los ensayos clínicos que han patrocinado, incluyendo ensayos no publicados. Como resultado de ello, casi la mitad de todos los ensayos clínicos sobre antidepresivos no fueron publicados.

Cuando se incluyeron ensayos, tanto publicados como no publicados, el 57 % demostró que el medicamento no proporcionaba ningún beneficio clínico superior al del placebo. Lo que es más, en realidad, ¡La respuesta del placebo represento el 82 % de la respuesta beneficiosa frente a los antidepresivos!

Estos resultados fueron reproducidos en un estudio realizado en 200821 a través de una aún más extensa serie de datos de ensayos de la FDA. Según Kirsch, "Una vez más, el 82 % de la respuesta al medicamento fue duplicado por el placebo".

Un beneficio importante de evaluar los datos de los ensayos de la FDA fue que todos los ensayos utilizaron la misma medida principal de depresión que hizo que los efectos entre el medicamento y placebo fueran muy fáciles de identificar y comparar.

La medida principal de la depresión utilizada en estos estudios fue la escala de depresión de Hamilton, una escala de 17 puntos con una posible puntuación de 0 a 53 puntos. Cuanto mayor sea el puntaje, más grave será la depresión.

Es importante destacar que la diferencia media entre los antidepresivos y el placebo fue menos de dos puntos (1.8) en esta escala, la cual se considera clínicamente insignificante.

Para ilustrar lo insignificante que es esta diferencia, podría marcar una diferencia de 6 puntos simplemente al cambiar los patrones de sueño, sin manifestar ningún cambio en otros síntomas depresivos.

EMFs--Una Causa No Muy Conocida de Ansiedad y Depresión

Hace un año Dr. Martin Pall publicó un comentario22 en la revista Journal of Neuroanatomy, que demuestra cómo la radiación de microondas de los teléfonos celulares, modems de Wi-Fi, computadoras y tabletas que no se encuentran en modo avión, claramente, están asociados con muchos trastornos neuropsiquiátricos.

Hace poco hice una entrevista con él--que saldrá al aire el 3 de septiembre. Mientras tanto, se puede ver mi entrevista sobre los campos electromagnéticos (EMFs, por sus siglas en inglés), que he analizado en mi reciente viaje para visitar a Dave Asprey, fundador y CEO de Bulletproof.23

Estos EMFs de microondas aumentan los niveles de calcio intracelular a través de los canales de calcio dependientes de voltaje (VGCCs, por sus siglas en inglés), y el tejido con la densidad más alta de VGCCs es el cerebro. Además, una vez que son estimulados, producen la liberación de neurotransmisores y hormonas neuroendocrinas que no solo causan ansiedad y depresión, sino también enfermedades neurodegenerativas, tales como el Alzheimer y cáncer de cerebro.

Por lo tanto, si tiene problemas de ansiedad o depresión, asegúrese de limitar su exposición a tecnologías inalámbricas. Las medidas sencillas que puede realizar incluyen apagar su modem Wi-Fi durante la noche, no portar su teléfono móvil sobre el cuerpo y no tener teléfonos inalámbricos, celulares y otros dispositivos eléctricos en su dormitorio.

Asimismo, los estudios han confirmado los efectos terapéuticos de pasar tiempo en la naturaleza. La ecoterapia ha demostrado reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y reducir significativamente los síntomas de la depresión.24

Las actividades al aire libre podrían ser casi cualquier cosa, desde caminar por un sendero hasta hacer jardinería, o simplemente realizar ejercicio al aire libre.

Las técnicas de respiración, tales como la técnica de respiración Buteyko, también proporcionan enormes beneficios psicológicos y podrían reducir rápidamente la ansiedad a través de aumentar la presión parcial de dióxido de carbono en el cuerpo.

Estos tres métodos se complementan perfectamente entre sí, y no cuestan nada. Simplemente, apague sus dispositivos electrónicos, salga a dar un paseo y respire adecuadamente.

¿Cuáles Son los Tratamientos Que Si Funcionan?

Si está totalmente interesado en seguir las recomendaciones científicas, entonces, debe dejar a los antidepresivos como su último recurso de tratamiento. Los tratamientos que son mucho más efectivos para abordar la depresión son:

• Ejercicio--Un sin número de estudios han demostrado que el ejercicio supera a los tratamientos con medicamentos.

El ejercicio ayuda a crear nuevas neuronas productoras de GABA, que ayudan a inducir un estado natural de calma, y ​​aumenta los niveles de serotonina, dopamina y norepinefrina, lo que ayuda a aminorar los efectos del estrés.

Los estudios han demostrado que existe una fuerte correlación entre tener un mejor estado de ánimo y la capacidad aeróbica, pero incluso hacer ejercicios ligeros podría ser eficaz.

Por ejemplo, el yoga se ha vuelto un tema de especial atención en una serie de estudios. Un estudio publicado esta primavera encontró que tener sesiones de yoga de 90 minutos, tres veces por semana, redujo los síntomas de depresión mayor en al menos un 50 %.25

• Intervención nutricional--Mantener la inflamación bajo control es una parte importante en cualquier plan de tratamiento efectivo.

Si es sensible al gluten, tendrá que eliminar todo el gluten de su alimentación. Una prueba de sensibilidad alimenticia podría ayudarle a determinarlo. Asimismo, disminuir las lectinas podría ser una buena idea.

Como directriz general, llevar una alimentación que incluya alimentos enteros, como se describe en mi plan de nutrición optimizado, podría significar un gran avance en disminuir su nivel de inflamación. Asimismo, ciertas deficiencias nutricionales son factores que contribuyen notablemente en la depresión, en especial:

◦ Grasas omega-3. Recomiendo realizarse una prueba de índice de grasas omega-3 para asegurarse de que obtiene suficiente cantidad. Lo ideal es que su índice de grasas omega-3 sea 8 % o superior.

◦ Vitaminas B (incluyendo B1, B2, B3, B6, B8 y B12). Tener un bajo nivel de folato alimenticio podría incrementar el riesgo en hasta 300 %.26,27

Uno de los estudios más recientes28,29 demuestra la importancia de tener una deficiencia de vitaminas en la depresión que padecen los adolescentes que tienen pensamientos suicidas. La mayoría resultó tener deficiencia de folato cerebral y todos ellos mejoraron después de recibir un tratamiento con ácido folínico.

• Vitamina D--Los estudios han demostrado que tener una deficiencia de vitamina D podría predisponer a una depresión, y que es posible que este padecimiento responda favorablemente al optimizar las reservas de vitamina D; lo ideal sería exponerse prudentemente a los rayos del sol.30,31

En uno de estos estudios,32 las personas que tenían un nivel de vitamina D inferior a 20 nanogramos por mililitro (ng/mL) tuvieron un riesgo 85 % mayor de depresión, en comparación con las personas que tenían un nivel superior a 30 ng/mL.

Un estudio aleatorizado doble ciego33 publicado en 2008, concluyó que suplementar con altas dosis de vitamina D “parecía mejorar los síntomas de [depresión], lo que indica una posible relación causal”.

Además, las recientes investigaciónes34 sostienen que, aparentemente, tener bajos niveles de vitamina D está asociado con intentos de suicidio.

Para tener una salud óptima, debe asegurarse de que sus niveles de vitamina D se encuentren entre 40 y 60 ng/mL, durante todo el año. Lo ideal sería realizarse una prueba de vitamina D, al menos dos veces al año para controlar sus niveles.

• Probióticos--Mantener el microbioma intestinal saludable también tiene un efecto significativo en el estado de ánimo, emociones y cerebro. Puede obtener más información en mi artículo anterior, “La Salud Mental Podría Depender de la Salud del Microbioma Intestinal”.

• Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés)--EFT es una forma de acupresión psicológica que ha demostrado ser muy eficaz para abordar la depresión y ansiedad.35,36,37,38

Para atender cuestiones graves o complejas, debe buscar a un profesional cualificado que está capacitado en EFT39 para que le guie a través del proceso. Dicho lo anterior, para la mayoría de las personas que padecen síntomas de depresión, esta es una técnica que podrían aprender a hacer con eficacia por sí mismo.

• Uno de mis nuevos favoritos. Mi madre falleció inesperadamente en julio, y estoy muy agradecido de que no padeciera cáncer ni tuviera problemas de abuso por parte del sistema de salud convencional, que muchos de nuestros lectores padecen. Sin embargo, perder a mi madre fue un reto importante, para mí, en cuanto controlar el dolor.

Me he percatado de que la pena no es depresión, y el libro "Letting Go: The Path of Surrender"40 por el Dr. David Hawkins, fue uno de los mejores libros que he leído este año y me ayudó a comprender una herramienta útil sobre cómo liberarse de las emociones dolorosas.

He leído muchos de los libros anteriores de Hawkins, pero este fue la última obra que realizó, ya que, recientemente, también acaba de fallecer.

Visto 35 veces Modificado por última vez en Martes, 03 Octubre 2017 18:30