Sábado, 18 Noviembre 2017 13:39

Identifique la artritis reumatoide

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Esta enfermedad crónica debe atenderse para detener su progreso y evitar que se vuelva incapacitante

¿Siente dolor o inflamación en las articulaciones?

Si la respuesta es afirmativa, considere visitar un reumatólogo porque podría tratarse de artritis reumatoide, una enfermedad crónica que de no atenderse a tiempo puede resultar incapacitante.

“Es una enfermedad sistémica autoinmune, caracterizada por una inflamación que afecta las articulaciones causando dolor, hinchazón, rigidez y pérdida de función”, explicó de primera instancia la reumatóloga Yonne Font.

Aproximadamente el 1% de la población mundial padece esta afección.

“El 70% de los casos ocurre en mujeres, se cree puede haber una base con las hormonas. Aunque es más común en ellas, puede ocurrirle a cualquiera y a cualquier edad, pero el pico es entre 35 y 50 años”, indicó en entrevista con EL VOCERO.

Los especialistas desconocen la causa y se entiende son múltiples factores que desencadenan en su desarrollo.

“Se cree es por causa de virus, bacterias, hormonas, cigarrillo y estrés; estos la activan en personas genéticamente predispuestas. Cuando ocurre la activación en el sistema inmunológico, este se confunde y empieza a ver las articulaciones y los tejidos como extraños y los ataca, montando una respuesta inflamatoria. Ahí comienza el daño e inflamación de articulaciones”, detalló la doctora.
+1
Artritis reumatoide doctora

La reumatóloga Yonne Font destacó que hay dos indicativos claves para que la persona se percate si comienza a padecer la afección.
>Suministrada

De acuerdo a Font, hay dos indicativos claves para una persona percatarse que comienza a padecer artritis reumatoide.

“Hay dos síntomas principales: el dolor y la rigidez. El dolor es el síntoma más importante, ocurre en articulaciones pequeñas, principalmente de las manos, pies, muñecas, codos y tobillos. La rigidez es la segunda bandera de alerta, si tiene entumecimiento que dura más de media hora a una hora en las articulaciones en la mañana al levantarse y tiende a mejorar con ejercicios y movimiento”, expresó.

Ese dolor causa hinchazón y limitación en el movimiento.

“Es un dolor persistente porque es una enfermedad crónica, no se va y usualmente se suman más articulaciones. Envuelve más de cinco articulaciones en ambos lados del cuerpo, es simétrico, es como un espejo”, observó la especialista.

¿Cuándo se debe buscar ayuda si se identifica con estos síntomas?

“Con una sola articulación hinchada y dolorosa, que persista por más de cuatro a seis semanas y no tenemos causa aparente, es suficiente para buscar ayuda con un reumatólogo y descartar la posibilidad de artritis reumatoide. Hay más de 100 tipos de artritis inflamatoria y múltiples condiciones que se presentan con dolor. El doctor irá descartando si hay enfermedades como fibromialgia, gota, lupus, artritis reactiva o virus causando el dolor”, abundó Font.

Además, no se limita a las articulaciones, puede afectar otros órganos como parte del ataque al sistema inmunológico. Por esto se enfatiza buscar ayuda temprano para evitar complicaciones.

“De no diagnosticarse, la inflamación continúa causando daño y destrucción en hueso, cartílagos, ligamentos y tendones, llevando a deformidades, erosiones y limitación del movimiento de manera irreversible. En general, sabemos que en los primeros dos años la enfermedad es erosiva y causa daños en las articulaciones de manera irreversible”, detalló.

El diagnóstico se hace mediante un historial de los síntomas, examen físico detallado, cuántas articulaciones hay envueltas, laboratorios y radiografías y tomando en cuenta ciertos criterios.

Tan pronto como en los primeros seis meses, el daño articular comienza a presentarse.

“El 40% tendría daños en seis meses; la severidad depende de los marcadores autoinmunes y de la inflamación. Si el paciente no se trata y la artritis reumatoide sigue su curso natural, puede llegar a la incapacidad por inflamación constante, pérdida de movimiento y disminución de flexibilidad. La severidad depende de cada paciente”, aseguró la reumatóloga.

Hay múltiples medicamentos para el tratamiento e incluso podrían retrasar la afección.

“El daño que está hecho no lo puedo revertir, pero sí evitar que progrese la enfermedad. Por eso no importa si lleva muchos años con la enfermedad todos deben tratarse”, recalcó.

Visto 18 veces