Sábado, 18 Julio 2015 12:48

Avances en la medicina molecular

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Los avances de la medicina en el siglo XXI permiten, cada vez más, localizar las enfermedades, no solamente en los distintos órganos o tejidos y sus respectivas células, sino en las moléculas que los componen.

Por: ROBERTO ESGUERRA Médico especialista Fundación Santa Fe

Los avances de la medicina en el siglo XXI permiten, cada vez más, localizar las enfermedades, no solamente en los distintos órganos o tejidos y sus respectivas células, sino en las moléculas que los componen.

Al llegar a este nivel las posibilidades de tratamientos más oportunos y efectivos aumentan de modo considerable.

Un buen ejemplo de la medicina molecular es lo que está ocurriendo en el campo de las imágenes diagnósticas, que incluyen la radiología, el ultrasonido, la resonancia magnética, la tomografía computarizada (TAC), la medicina nuclear y la tomografía por emisión de positrones (PET).

La historia de la medicina muestra que los grandes avances han ido de la mano con los progresos en este campo, desde el descubrimiento de los rayos X a finales del siglo XIX, que permitió por primera vez tener imágenes internas del cuerpo, hasta el descubrimiento de la TAC a mediados del siglo XX, que permitió la obtención, por primera vez, de imágenes del cerebro y de otros órganos con gran nitidez y precisión.

Hasta hace poco todos estos métodos solo permitían ver alteraciones desde que medían unos pocos milímetros, cuando ya millones de células enfermas se habían acumulado en ellos.

Sin embargo, con la posibilidad de introducir en el cuerpo moléculas marcadas con sustancias radioactivas y seguirlas desde el exterior, se pueden localizar las alteraciones antes de que se hayan formado tumores visibles.

Las técnicas de medicina nuclear fueron las primeras en incorporar moléculas marcadas para diagnóstico y tratamiento de algunas alteraciones, especialmente de las glándulas endocrinas como el tiroides y las suprarrenales.

En los últimos años la PET, que es el mejor ejemplo de medicina molecular en las imágenes diagnósticas, ha avanzado vertiginosamente, pues permite, por ejemplo, diagnosticar el cáncer de manera muy temprana, lo mismo que sus metástasis, con lo cual se logran tratamientos más oportunos y efectivos, mejorando enormemente las expectativas de curación.

Por ello en los países desarrollados esta técnica es de uso rutinario, pero su alto costo ha impedido que llegue a la mayoría de las naciones pobres.

Visto 599 veces Modificado por última vez en Lunes, 27 Julio 2015 07:54